Las muelas de juicio son los terceros y últimos molares que, aunque pueden aparecer antes, suelen hacerlo en la edad adulta, cuando la persona alcanza la madurez. Así mismo, no a todo el mundo le salen estas muelas y no siempre causan dolor, aunque en la mayoría de las personas, brotan provocando muchas molestias.

Es habitual que estas complicaciones sean debidas a que las muelas del juicio estén infectadas, emerjan en posición inadecuada o no tengan suficiente espacio para hacerlo. Esto puede derivar en serios problemas de salud bucodental al desestabilizar la estructura de la boca y dañar el resto de piezas.

Una de las consultas que con más frecuencia nos hacen en nuestra Clínica dental en Torremolinos está relacionada con la extracción de estas muelas. ¿Cuál es su función exactamente? ¿Sirven para algo las muelas del juicio? La respuesta, es que no tienen una función fundamental dentro de nuestra boca, por lo que sacar las muelas del juicio prevenir afecciones orales.

¿Para qué las quiero?

Antiguamente, los terceros molares ayudaban a triturar y masticar mejor los alimentos. Pero con el paso de los años, y la disminución de la mandíbula en el ser humano, este uso ha desaparecido al reducirse el espacio bucal. Hoy en día, suponen más una preocupación que una ayuda. Por eso, en la mayoría de los casos, lo mejor es acabar con ellas de raíz.

Al igual que cualquier diente, las muelas del juicio provocan inflamación en las encías al brotar. El dolor puede ser más o menos intenso, dependiendo de la persona y de si el molar tiene sitio y sale en la posición correcta. Esto puede suponer además, jaquecas, dolor de garganta, de oídos y malestar general. A veces, en las revisiones generales que realizamos en Clínica Dental Montemar, podemos anticiparnos. Y así, evitar que estos síntomas provoquen un mal mayor. Pero si ya los percibes, la mejor solución es extraer las muelas del juicio.

muelas del juicio

Puede suceder que estas, al no encontrarse con un hueco suficientemente grande, se queden bloqueadas al salir. Y en algunos casos, puede que lo hagan parcialmente, denominándose así muelas impactadas o retenidas. En estos casos, hay riesgo de infección por el difícil acceso para el cepillado. También, pueden aparecer caries y enfermedades de encías, por lo que la extracción no debe demorarse. Es el único modo de evitar complicaciones.

Cómo es y qué debo hacer después de la extracción de las muelas del juicio

La extracción de una o varias muelas del juicio es un procedimiento sencillo. Nuestro equipo de odontólogos suministra un anestésico local para adormecer la zona y proceder a la cirugía, siendo imperceptible cualquier manipulación. Una vez sacada la muela, puede ser necesario coser con puntos de sutura. Estos, se disolverán solos o retiraremos en consulta después de unos días.

El tiempo de recuperación suele ser breve. Y, con la toma de algún analgésico, llevadero. Algunos de los consejos que damos a nuestros pacientes tras este tipo de cirugías son:

  • Usar varias almohadas para dormir y no hacerlo en posición horizontal, de manera que se evite prolongar el sangrado
  • No fumar en al menos 24 horas
  • Frotar con hielo y compresas frías el lado de la cara afectado
  • No practicar deporte ni hacer grandes esfuerzos en unos días
  • Dieta blanda
  • Cepillarse con cuidado y evitar tocar la zona con la lengua

No dejes que las muelas del juicio limiten tu día a día. Acude cuanto antes a Clínica Dental Montemar. ¡Y déjate aconsejar por expertos!

 

Autor: Clínica dental Montemar

Edición y diseño: La Factoría Creativa

Muelas del juicio: despeja todas las incógnitas sobre la intervención
¿Quieres compartir este post?Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *