Aunque la mayoría de los pacientes no comparten abiertamente su preocupación por padecer halitosis, está probado que existe una gran inquietud con respecto al mal aliento, que es más común de lo que creemos. De ahí el elevado consumo de chicles y enjuagues bucales en nuestra sociedad. En Clínica Dental Montemar le explicamos a qué se debe este problema, las consecuencias que tiene y cómo combatirlo.

La halitosis consiste en la emisión de un olor desagradable de la boca y se puede clasificar según sea transitoria, persistente o imaginaria. La halitosis transitoria es aquella que padecen la mayoría de las personas adultas, por ejemplo al despertarse o al consumir determinados alimentos (cebolla, ajo…); la halitosis persistente es aquella que no remite a pesar de seguir unos hábitos de higiene bucal adecuados y que, por tanto, requiere de un tratamiento específico; y la halitosis imaginaria es aquella en la que la persona tiene la percepción de padecerla sin ser ésta cierta.

halitosis

Diseño: La Factoría Creativa ©

La halitosis puede ser de dos tipos. En la mayoría de los casos es de origen oral, es decir, procede de la cavidad bucal. Sin embargo, también puede ser de origen extraoral, o sea, motivada por otros trastornos sistemáticos que provocan un olor putrefacto en la boca, como pueden ser algunas enfermedades del aparato respiratorio o el tubo digestivo.

Las principales causas de la halitosis son las siguientes:

  • Malos hábitos de higiene bucodental
  • Disminución de la secreción salival
  • Aumento de la presencia de bacterias en la boca
  • Enfermedades periodontales que producen sangrados
  • Lengua saburrosa (con papilas gustativas elevadas)
  • Heridas accidentales o procedentes de intervenciones quirúrgicas
  • Ingesta de algunos medicamentos, como lo antidepresivos o antipsicóticos
  • Tabaquismo y consumo de bebidas alcohólicas

Además, existen algunas enfermedades o trastornos que están relacionadas con el mal aliento, como son la diabetes, la hipoglucemia, la intolerancia a la lactosa, la amigdalitis, la menstruación, enfermedades hepáticas, algunos trastornos neuropsicológicos que alteran la salivación, etc.

Pero no desespere, por regla general, la halitosis no es difícil de solucionar. Nuestros odontólogos profesionales elaboran diagnósticos completos basados en diferentes métodos, teniendo siempre en cuenta la autopercepción del paciente y de personas de su entorno, que pueden ayudar a detectar el problema, aunque sea poco frecuente, ya que el mal aliento es un tema tabú en nuestra sociedad.

Si sospecha que padece halitosis no dude en contactar con Clínica Dental Montemar. No solamente solucionaremos su mal aliento, sino que también mejoraremos su calidad vida, ya que este problema está estrechamente ligado a una baja autoestima y a una mayor dificultad en las relaciones sociales. Contacte con los profesionales de Clínica Dental Montemar, ¡no se arrepentirá!


Autor: Clínica dental Montemar

Edición y diseño: La Factoría Creativa

¿Qué es y cómo se trata la halitosis?
¿Quieres compartir este post?Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *